Domingo, 24 Julio 2016

23 de julio

Por Ana Gómez-Carpintero / Ignacio de Prado

Pasaban apenas unos minutos de las 9 de la mañana cuando nuestro conductor arrancaba el autobús, nunca antes se había llenado tan rápido como esta vez. Probablemente nada tuvo que ver el que las cámaras de TVE estuvieran grabandonos...

Recorriamos los primeros metros dejando atrás a un buen grupo de catequistas, padres y todo aquel que había venido a despedirnos. Tras la una breve oración para empezar como Dios manda, tuvimos la primera sorpresa del día, Feli Elvi nos transmitía por teléfono y nos recordaba una vez más el espíritu que nos debe acompañar a lo largo de toda esta peregrinación: la alegría de saber que Dios nos acompaña siempre y que debe impregnarnos cada minuto. Poco después y ya en la autopista que nos llevaría camino de Montserrat, rezamos laudes y comenzamos con las presentaciones. Se vivieron de nuevo declaraciones de soltería y compromiso, recopilaciónes de antiguas peregrinaciones y escenas que seguro que los que han pasado por este autobús recordarán. En lo que sin duda coincidíamos todos era en saber que Dios nos estaba esperando en esta JMJ.

Las presentaciones dejaron lugar a las primeras bromas, anécdotas y poco a poco el autobús se ha ido llenando del buen ambiente que ha acompañado siempre estas peregrinaciones. Y así y casi sin darnos cuenta ha llegado la hora de comer. Paron de casi dos horas y a continuación siesta para reponer fuerzas para todo lo que nos espera por delante. Eso sí, los mas veteranos tuvieron antes que transmitir uno de los más sagrados mandatos de las peregrinaciones: el silencio a la hora de la siesta. No duro mucho (es el primer día, esperamos ir mejorando) porque nos despertábamos con las primeras imágenes que nos llegaban de nuestro gran debut televisivo (y esperemos que el último).

A las 18:30 llegamos a nuestro primer destino en nuestro camino a Cracovia, MONTSERRAT. Que mejor manera que terminar nuestro primer día de peregrinación que celebrando vísperas en la capilla de La Moreneta. Luego cena y a dormir que mañana tenemos un gran día ¡FELIZ DOMINGO!

Él es el origen, guía y meta del universo. A Él la gloria por los siglos. (Rm 11,36)

Isabel Pascual