Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

31 de julio

Queridos e-pilgrims:

 

Hoy ha sido el último día de nuestra peregrinación, un día un poco largo y que ha comenzado con un poco de aceleramiento. Nuestro plan inicial era levantarnos tranquilamente y a las 12.30 salir hacia el aeropuerto de Río donde cogeríamos un vuelo con destino Sao Paulo. Allí cambiaríamos de aeropuerto y cogeríamos el vuelo final con destino Madrid.

 

A las 7.00 Marielvi ha visto en las noticias que había huelga de aeropuertos en Brasil y han empezado los cambios. Tras confirmar que la huelga era real los catequistas han decidido que dos vuelos eran un riesgo importante y han decidido despertarnos a todos y que saliéramos del hotel a las 10.00 para hacer el camino de Río a Sao Paulo en bus. Nuestro conductor, Paulo, no ha puesto ningún problema y así nos hemos despedido de Copacabana poniendo rumbo a la ciudad que nos vio llegar a Brasil.

 

Durante las laudes nos hemos enterado que nuestro vuelo Río - Sao Paulo, al que habíamos renunciado para ir en bus había sido cancelado. Nuevamente Dios lo hacía bien, como de costumbre. Tras la larga tirada en bus, casi 7 horas, hemos llegado al aeropuerto internacional de Sao Paulo. Allí hemos hecho la facturación sin problemas y hemos esperado hasta que nuestro vuelo ha despegado, con una hora de retraso.

 

El vuelo ha transcurrido sin ningún problema y hemos aterrizado en Barajas a las 12.45. Después de recoger las maletas hemos vuelto en bus hasta la plaza de Almodovar, de donde salimos hace nueve días para iniciar la peregrinación. Allí los hermanos nos esperaban con todo el cariño.

 

Con esto termina una peregrinación maravillosa en la que el Señor, una vez más, ha dejado muestra de sus golpes maestros y huella en los corazones de todos los peregrinos. Ninguno somos los mismos que cuando nos fuimos, ya que Dios ha hecho obras grandes con nosotros en esta peregrinación.

 

Si Dios quiere, nos veremos en Cracovia en 2016.

Gracias a todos por seguir nuestro diario.

Diario - Río 2013

© 2003 - CNPSR - Todos los derechos reservados.