Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

15 de mayo

Queridos e-pilgrims


Esta mañana comenzábamos nuestro retorno a casa con las pilas bien puestas después de tanta gracia derramada por Dios. Ha sido un día intenso de autobús y a la vez intenso de escuchar las experiencias de los hermanos que, algunos por primera vez y otros después de muchas, se enfrentaban al micrófono para poder dar gloria a Dios, el único que la merece.


El viaje ha sido tranquilo y distendido, hemos comido en Ciudad Rodrigo, donde celebramos la eucaristía final de la peregrinación en el convento de las Clarisas, que después nos recibieron en el locutorio para darnos su experiencia y que nosotros compartiéramos la nuestra con ellas. Ha sido muy reconfortante para todos.


Después de comer proseguimos nuestro viaje hacia la capital continuando con las experiencias y compartiendo las maravillas de Dios a través de la vida de los hermanos, don grande que Dios nos ha regalado.


Como conclusión los catequistas nos han regalado la noticia de que, Dios mediante, volveremos a peregrinar en 2010, esta vez a Santiago de Compostela con ocasión de aprovechar las gracias de este año jubilar compostelano... pero eso será otra historia, que esperamos poder contaros. Nuestro conductor, Juan Ignacio, ha dicho que el también se apunta a volver con nosotros, que le ha encantado la experiencia. Será bienvenido, por supuesto.


Ha sido una peregrinación maravillosa y esperamos haberos hecho partícipes, al menos un poco de nuestra experiencia a través de este diario.


¡Nos veremos en Santiago de Compostela!

Diario - Fátima 2010

© 2003 - CNPSR - Todos los derechos reservados.